Diumenge 01.09.2019 | 20:00 Concert

STEVE GUNN

Folk Rock
Online 16,65€Taquilla 18€

El músico de Philadelphia presentará su cuarto disco, “The Unseen In Between”, en formato banda en Barcelona, Bilbao y Madrid.

 

El segundo disco para Matador del guitarrista y compositor de Philadelphia Steve Gunn le mete de lleno en la gran liga de la nueva ola de artistas que renuevan y reinventan el rock a partir de las esencias clásicas. Tras una década entre bambalinas, produciendo a artistas como su amigo Kurt Vile y cultivando una carrera en solitario sin aspavientos con la honestidad como bandera, el norteamericano da un paso al frente desde una serena introspección”. Mondo Sonoro

 

Durante más de una década, el guitarrista y vocalista Steve Gunn ha sido una de las figuras más importantes de la música americana mezclando como nadie paisajes sonoros envolventes y psicodélicos tanto en sus directos como en sus discos. Gunn ha editado venerados álbumes en solitario que se han colado en todas las listas de lo mejor del año, también ha firmado colaboraciones con artistas tan diversos como Mike Cooper, Kurt Vile y Michael Chapman (cuyo último disco produjo el propio Steve Gunn). Aunque Steve Gunn es conocido por contar las historias de otras personas, en su cuarto álbum, “The Unseen In Between”, explora sus propios paisajes emocionales con las canciones más complejas realizadas hasta la fecha. Las letras evocan viajes, tempestades (reales y emocionales) y un rico elenco de personajes que se encuentran en el camino. En definitiva, la obra de un artista que busca un lugar de calma en medio de una tormenta. Producido por su colaborador habitual, James Elkington, y diseñado por Daniel Schlett, este trabajo sitúa directamente a Gunn en el panteón de los grandes compositores de la época.

Llegar a “The Unseen In Between” no ha sido fácil para Gunn. En el verano de 2016 Gunn lanzó “Eyes On The Lines”, su formidable debut con Matador. Debería haber sido un momento triunfal, pero exactamente dos semanas después, su padre murió tras dos años de lucha contra el cáncer. Durante su enfermedad, él y su hijo habían conectado como nunca antes, pasando de ser padre e hijo a convertirse en verdaderos amigos.

Esta experiencia dio como resultado una de las piezas centrales del álbum. “Stonehurst Cowboy”, un dúo entre la guitarra acústica de Gunn y las líneas de bajo de Tony Garnier, el director musical de Bob Dylan, que está presente en todo el álbum. La canción condensa las lecciones que Gunn aprendió de su padre y es un recuerdo solemne pero tierno, un tributo a la reputación de su padre como un tipo duro, sabio e ingenioso del lejano oeste de Filadelfia.

Un sentido de renovación musical y complejidad emocional que encaja perfectamente en las nuevas canciones y que se deja ver en otros temas como “Luciano” o “Vagabond”. El primero parece hablar sobre la química entre el dueño de una bodega y su gato. Pero Gunn se asoma por debajo de la superficie de la relación y se pregunta sobre el futuro solitario del dueño una vez que el gato se haya ido, una reflexión devastadora envuelta en suaves cuerdas. En “Vagabond”, Gunn intenta de una manera elegante y apoyado por las armonías perfectas de Meg Baird, humanizar a un rico elenco de personajes cuyas vidas se han perdido. Vagabundos que viven fuera de la red de seguridad moderna de la sociedad.